Sábado, 19 de Outubro de 2019
   
Tamanho do Texto

Pesquisar

Herejía: Un Peligro que Amenaza a la Iglesia

La iglesia es la columna y el baluarte de la verdad (1Tm 3.15). Esto significa que es su deber sostener y mantener firme lo que Dios reveló, es decir, la verdad pura. Este deber recae sobre la iglesia, porque la verdad está siempre siendo atacada. De hecho, no hubo ni un solo día desde la caída del hombre, en que la verdad no haya sido atacada. Por eso, Dios dio a la iglesia el deber de defenderla y proclamarla, a veces incluso a costa de la vida de sus miembros.

Siendo la iglesia el bastión que defiende la verdad, una de las estrategias usadas por Satanás para debilitarla es intentar infiltrar en la asamblea de los santos a los proponentes de la mentira (2Cor 11.14-15). Estos son conocidos como "herejes", personas que creen en desvíos doctrinarios, que adulteran la Palabra de Dios, añadiendo a la enseñanza de la fe cosas nuevas inventadas ingeniosamente, llenas de mitos y supersticiones (2Tm 4.3-4).

Los herejes son peligrosos porque ellos se muestran siempre simpáticos y amigos (Rom 16.18; Gál 4.17). Además, al principio siempre dicen cosas con las cuales todos los creyentes están de acuerdo. Como advirtió un antiguo teólogo, "ellos hablan como nosotros, pero piensan diferente a nosotros", revelando sus mentiras sólo después que enredan al creyente desavisado. Además, los herejes son peligrosos porque, a menudo, su propósito oculto es escalar a una posición prominente en la iglesia y, entonces, obtener alguna ventaja material (1 Tm 6.3-5;  2Pe 2.3).

¿Cómo una iglesia puede evitar el gran peligro de la herejía? Antes de todo es necesario aferrarnos a la doctrina revelada a los verdaderos apóstoles, conociéndola más y más (Ef 4.14). Después es necesario ser rígido en el trato con los falsos doctores, desenmascarándolos y diciendo "no" a ellos (Ap 2.2). Fue así que actuaron los hombres de Dios de todas las épocas. De hecho, con esas herramientas y la capacitación del Espíritu Santo, los creyentes siempre vencerán a los anticristos que han salido por el mundo (1Jn 2.18-19).

Pr. Marcos Granconato

Soli Deo gloria

Este site é melhor visualizado em Mozilla Firefox, Google Chrome ou Opera.
© Copyright 2009, todos os direitos reservados.
Igreja Batista Redenção.