Sábado, 19 de Outubro de 2019
   
Tamanho do Texto

Pesquisar

¿Cuál es la Iglesia Verdadera?

Cuando era adolescente, movido por la curiosidad, fui con algunos amigos de la iglesia a presenciar un culto mormón. La experiencia fue decepcionante. No aprendí nada de la Biblia y todavía fui maltratado por el profesor de la clase de visitantes, pues se enojó con mis preguntas.

El culto también fue absolutamente vacío. El programa se compuso apenas de una secuencia de testimonios en que varias personas iban adelante y, tras contar esta o aquella experiencia, repetían la frase "esta iglesia es verdadera". Nadie exponía la base de esta afirmación. Tan sólo la repetían al final de cada testimonio, como si quisiesen hacernos creer esa frase sólo porque la pronunciaban varias veces.

Lamentablemente para los mormones la Biblia describe a la iglesia verdadera y, si queremos ser honestos, la descripción bíblica no tiene nada que ver con el mormonismo. Además, para ser exactos, la iglesia verdadera, a la luz de la Biblia, no tiene conexión necesaria con ninguna denominación, ya sea de grupos tradicionales -como los bautistas y presbiterianos- o de movimientos sectarios -como los adventistas o los propios mormones ya mencionados-.

De hecho, según las Escrituras, la iglesia verdadera se constituye de tres componentes que, si dejasen de existir, arruinarían su identidad como pueblo de Dios. Estos componentes son: un pueblo redimido por la fe exclusiva en Jesús (1Co 1.1,2); la predicación fiel del mensaje apostólico (Jd 1.3) y el cumplimiento obediente de las dos ordenanzas de Jesús (Mt 28.19; Lc 22.19).

En cualquier lugar en que un grupo con esas marcas sea encontrado, allí también estará presente el Espíritu Santo, bendiciendo la comunión y ministrando los corazones. Sabiendo esto hoy, cuando recuerdo la visita a la iglesia mormona, pienso conmigo mismo: "Definitivamente ¡aquella iglesia no es verdadera!"

Marcos Granconato

Soli Deo gloria

Este site é melhor visualizado em Mozilla Firefox, Google Chrome ou Opera.
© Copyright 2009, todos os direitos reservados.
Igreja Batista Redenção.