Sábado, 19 de Outubro de 2019
   
Tamanho do Texto

Pesquisar

Tres Recordaciones

De todas las doctrinas que estudiamos en libros de Teología Sistemática, la eclesiología parece ser la que menos los creyentes de hoy procuran aplicar a sus vidas. De hecho, es sorprendente la indiferencia con que muchos hermanos miran las responsabilidades que la Biblia les impone como miembros de una iglesia local.

Por ello, en la expectativa de cambiar un poco ese cuadro, aquí están tres recordatorios acerca de cómo debemos relacionarnos con la iglesia en la que Dios nos colocó:

1. Dios le ha colocado en una iglesia para que usted la frecuente con asiduidad. No hacerlo es pecado (Hb 10.25).

2. Dios le ha colocado en una iglesia para que usted trabaje en ella y por ella. El Cristianismo no concede ningún espacio para el mero frecuentador de cultos que no se compromete con ningún tipo de servicio (Ef 4.16).

3. Dios le ha colocado en una iglesia para que dentro de ella usted ejercite el amor y la comunión en el trato con los hermanos que son, muchas veces, bastante diferentes de usted (Ef 4.1-3). Quien no cuida ese lado de la vida cristiana, no comprendió siquiera la razón por la cual Cristo edificó su iglesia (Jn 17.20,21).

Hay otros recordatorios que podrían hacerse sobre este tema. Intente, por ahora, memorizar estos tres. Eso va a librarlo de errores bastante comunes en nuestro medio.

Pr. Marcos Granconato
Soli Deo gloria

Este site é melhor visualizado em Mozilla Firefox, Google Chrome ou Opera.
© Copyright 2009, todos os direitos reservados.
Igreja Batista Redenção.