Sábado, 19 de Outubro de 2019
   
Tamanho do Texto

Pesquisar

La Pequeña Luz Engañosa

La joven adventista tocó a mi puerta vendiendo libros sobre dieta vegetariana. Después que recusé, ella me ofreció otros libros, escritos por una mujer llamada Helen White, la papisa de los adventistas.

Tras rechazar también los libros de la Sra. White, pregunté a la joven: "Helen White dijo que Jesús entró en el Santo de los Santos del tabernáculo celestial sólo en 1844, ¿no?". Ella contestó afirmativamente. Proseguí: "Pero Hebreos 9.12, que fue escrito mucho antes de 1844, dice que Jesús ya había entrado en ese lugar ¡una vez por todas! ¿Cuál de los dos mintió: el autor de Hebreos o Helen White?". La joven balbuceó cualquier cosa. No sabía qué contestar. Jugué duro: "¿En quién usted cree después de todo: en la Biblia o en Helen White?". Ella respondió que creía en la Biblia, pero que ¡Helen White le servía como una pequeña luz! "Esa luz no parece ser tan pequeña para usted", repliqué, "¡ya que usted prefiere creer en ella más que en lo que dice el autor de Hebreos!"

Me despedí de la joven con la sensación de dejarla triste y confundida. Todo en lo que ella creía, el motivo por el cual salía bajo el sol caliente vendiendo libros, la base de su fe, todo fue sacudido por un pequeño versículo de Hebreos. Pero tuve que hacerlo. Mucha gente vive engañada, creyendo en "pequeñas luces" que no iluminan nada, antes impiden que se vuelvan hacia la Luz verdadera (Sal 119.105). Debemos estar preparados para alertar a estas personas con amor, aunque la verdad las haga sufrir por algún tiempo.

Pr. Marcos Granconato

Soli Deo gloria

Este site é melhor visualizado em Mozilla Firefox, Google Chrome ou Opera.
© Copyright 2009, todos os direitos reservados.
Igreja Batista Redenção.