Sábado, 19 de Outubro de 2019
   
Tamanho do Texto

Pesquisar

La Navidad sin Jesús

El día 25 de diciembre es la fecha escogida en el calendario cristiano para celebrar el nacimiento de Jesús. Si la fecha es correcta o no, no tiene la mínima importancia.

Lo que realmente importa es la razón por la cual fue separada: en ella se celebra el nacimiento del Hijo de Dios que vino a este mundo a fin de derramar su sangre en sacrificio por nuestros pecados y darnos una nueva vida (Jn 3.16).

 

Aunque la Navidad tenga un sentido tan rico, este se perdió en la mente del hombre moderno. Hoy, en el mes de esta fiesta, se da un énfasis enorme al comercio y a las  diversiones y la mayoría de las personas “celebra” el cumpleaños de Jesús sin siquiera pensar en el Cumpleañero.

 

Debido a esto, para los incrédulos la Navidad no pasa de una oportunidad más para expresar todo el vacío que marca sus vidas. Ellos cantan, se embriagan, se empanturran hasta más no poder, dan altas carcajadas, dicen un montón de tonterías y fingen que son felices.

 

En medio de todo esto, no comprenden ni de lejos que Jesús nació exactamente para librarlos de esa vida vacía, de ese corazón helado que insiste en buscar calor en cosas que no lo tienen (Jn 10.10).

 

Así, en Navidad vemos la gran contradicción que reina en la vida del hombre sin Dios. Él aplaude el nacimiento de alguien que no conoce, brindando por un beneficio que nunca experimentó, con una alegría que no existe.

 

Así es la Navidad sin Jesús. ¡Una farsa! ¡Un espectáculo de representaciones baratas! ¿Es así con usted? Lo lamento. No hay cómo esperar que usted tenga una feliz Navidad, ni tampoco,  a lo largo de la vida, una sola noche de paz.

 

Pr. Marcos Granconato
Soli Deo gloria

Este site é melhor visualizado em Mozilla Firefox, Google Chrome ou Opera.
© Copyright 2009, todos os direitos reservados.
Igreja Batista Redenção.