Quinta, 13 de Agosto de 2020
   
Tamanho do Texto

Pesquisar

Como ser un Papá Cristiano de Verdad

Hoy se celebra el Día de los Padres. Así que pensé oportuno señalar los rasgos del padre cristiano de verdad. Confieso que tengo mucho que aprender sobre ello, pero todavía así creo que con la Biblia en puño, puedo contribuir con la "formación" de papás de acuerdo a la voluntad de Dios. He aquí, a la luz de las Escrituras, tres rasgos del papá ideal:

El padre bíblico conversa. Véase: esa conversación no es sobre cualquier tema. Se trata de una conversación en la que él aprovecha el tiempo para enseñar valores y verdades de Dios para sus hijos (Dt 6.7). Hablar todo el tiempo sobre trivialidades nunca hizo de nadie un buen padre.

 

El padre bíblico corrige. Parte de la obligación que Dios pone sobre los hombros de los padres es la corrección. Esto porque "la estulticia está conectada al corazón del niño" (Pv. 22.15) y sólo los padres pueden cambiar este marco. El medio para ello es la disciplina que en algunas ocasiones habrá de ser severa. La ausencia de esta actuación paterna es la antigua causa de la destrucción de millones de vidas aún en la juventud (Pv. 23.13-14).

 

El padre bíblico pastorea. Enseñar y corregir son actividades que, cuando son realizadas por el papá creyente, deben asumir un carácter pastoral (Ef 6.4). Esto significa que el papá cristiano debe conversar y corregir con miras a la construcción del bienestar espiritual de sus hijos. Además, él debe estimular en sus hijos hábitos que los hagan crecer espiritualmente (orar, leer la Biblia, ir a la iglesia, etc.). Él debe sobre todo preocuparse con el alma de ellos y con su destino eterno. A propósito, es triste ver como papás creyentes ¡se preocupan más con el ocio de los niños que con el lugar donde ellos pasarán la eternidad!

 

Preciado papá, haga del día de hoy un día de reflexión y responda con sinceridad: ¿Usted cumple con los deberes del padre cristiano?

 

Pr. Marcos Granconato
Soli Deo gloria

Este site é melhor visualizado em Mozilla Firefox, Google Chrome ou Opera.
© Copyright 2009, todos os direitos reservados.
Igreja Batista Redenção.